S07-03

S07-03

Open Access en la comunicación científica, ¿parapeto contra las presiones económicas, o nueva oportunidad de negocio?

Introducción

La tecnología digital ha sacudido hasta sus cimientos la institución científica. Y los movimientos sísmicos han hecho estragos también en el ámbito de la comunicación, bien se trate de aquella que los académicos establecen entre sí para el intercambio de ideas, impresiones u opiniones, bien corresponda a la de los resultados de investigación. El movimiento Open Access ha surgido de entre las ruinas del viejo paradigma de la comunicación científica, abogando por poner a la disposición de la sociedad los productos del trabajo científico, no sólo para su consulta, sino para su modificación y reutilización.

En lo que respecta a la comunicación de los resultados de investigación (patentes, revistas científicas), la aplicación de los postulados del Open Access a la política científica ha restringido las posibilidades de beneficio económico, antaño cimentadas sobre la base de derechos de propiedad intelectual restrictivos. No obstante, más allá de la cuestión del acceso mismo, hay que interrogarse y reflexionar acerca de si las licencias de uso no privativas, el Open Access, en suma, se encuentran reñidos, o no, con la generación de beneficio económico a partir del trabajo científico.

 

Metodología

Para abordar semejante problemática, se tomará como caso de estudio la marca de automóviles eléctricos Tesla, de la que se ha conocido en fechas recientes (junio de 2018) que ha comenzado a liberar partes del código interno que emplean sus modelos Tesla Model S y Tesla Model X. Como es sabido, la marca del magnate Elon Musk suscribió para el software de sus vehículos una licencia de carácter no privativo GNU-GLP, contrayendo, con ello, la obligación de publicarlo en abierto.

 

Resultados

El ejemplo de Tesla es tan sólo un caso entre muchos. Compañías en las que la I+D constituye un elemento crucial (hi-tech companies), están abandonando parcialmente las patentes y licencias restrictivas en favor del Open Access para la protección de sus derechos de propiedad intelectual. Si bien ello parece ir contra toda lógica empresarial, cabe recordar, con Callon (1994), que cualquier pieza de conocimiento, cualquier inscripción, no posee valor de uso alguno per se. Para comprender, primero, y para incorporar, después, ese conocimiento a un proceso productivo diferente, hay que movilizar todo un conjunto de recursos adicionales, realizar una serie de inversiones (Callon, 1994), entre las que destacaría:

  • Inversión en la reproducción de la inscripción o statement.
  • Inversión para la movilización de inscripciones complementarias que dotan a la primera de sentido.
  • Inversión en el mantenimiento de esas inscripciones complementarias, englobando aquí, por ejemplo, mantenimiento y reemplazamiento de instrumentos, acceso a bases de datos o bibliotecas, etcétera.
  • Inversión para la movilización de la inscripción en un nuevo proceso productivo.

Si el conocimiento libre no es, en absoluto, gratis; ello se verifica también para la empresa que pretende reutilizarlo, no sólo para la que lo produjo y protegió con licencias no privativas. Surge, entonces, la oportunidad de un nuevo negocio para los capitales bajo el auspicio del Open Access: cualquier uso productivo que se quiera dar de una cierta inscripción, requiere de conocimientos y tecnologías que sólo su productor, que sólo la empresa productora, puede proveer.

 

Discusión

La acción disruptiva del Open Access sobre los viejos patrones de la comunicación científica y el modo de acceder al conocimiento científicamente sancionado, ha sido analizada desde multiplicidad de enfoques. Empero, sigue faltando un estudio pormenorizado de las determinaciones económicas de tal fenómeno, lo cual posibilitará, en último término, conocer cuáles son las fuerzas motrices que gobiernan tales cambios, y a qué intereses materiales sirven. Valga esta comunicación al I Congreso Internacional de Comunicación y Filosofía como (necesario) punto de partida.

 

Referencias

Callon, M. (1994), «Is science a public good?», Science, Technology & Human values, 19 (4), pp.395-424.

 

Keywords

Open Access; Acceso Abierto; Comunicación Científica; Propiedad Intelectual; Financiación de la Ciencia; Tesla.

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Luis Arboledas-Lérida Universidad de Sevilla Estado español

ORGANIZA

COLABORA